sábado, 18 de marzo de 2017

Rojatusangre

Si el agua no es azul ¿Por qué perdimos tanto tiempo pintándola de ese modo? Sonríeme un poquito, no me dejes colorear por última vez tu rostro color rojo. No perdamos tanto tiempo enredados en nuestros silencios y abriendo espacio a la rabia. Que rojo se pinte tu corazón.

Novamos

No vamos a darle al poema lo que quiere - no vamos a darle la forma - no vamos a darle más voces - no vamos a darle la vida. No vamos a darle al poeta lo que quiere - no vamos a negar el recuerdo - ni vamos a prometer el olvido. No vamos a darle al alma lo que pide - no vamos a morirnos de amor - no vamos a romper los cristales - no vamos a querernos por siempre - no vamos a parirnos de nuevo.

Veinte Segundos

Descubrirse entre sombras los ojos
podrá corromper cualquier silencio impuesto.

Tengo miedo -gritaba-
Las voces no sonaban igual que antes,
las pieles se humedecían ácidamente
los rasgos se perdían con los colores.

Busqué donde esconderme
busqué irme lejos
pa donde poder morir,
pero no se pudo,
no pude morir,
porque las gotas habían dejado de quemarme la ropa.

Ausente

Sol
Ausente
Y es que entre o ante mis ojos
No hay más
O es lo mismo.

La carencia no distingue 
Tonos ni sentires
Para hacerse notar.

Te extiendo mis manos vacías,
Llenas de lo que me falta,
Amor.

¿No ves que muero y vivo ante tus ojos?
¿No me ves ya envejecida en desgano? 

Picazón

Siento como caminan 
hormigas 
invisibles
 por mi cuerpo.

Recorren mis brazos,
ya lánguidos,
caídos,
ajenos de todo recuerdo juvenil.

Siento cómo caminan hormigas por mi cuerpo,
tal vez pulgas,
en algunas ocasiones son arañitas,
todas invisibles, 
todas impalpables.

Me engañan los ojos o corren veloces,
me confundo la piel o me rasqué la cordura,
me engañan los latidos o se bebieron mi sangre.




sábado, 17 de diciembre de 2016

Noche de pool

Y en este contexto, a mis veintiún años perdí los ojos. Mis párpados fueron desde entonces nada más que dos trozos de piel rasgados. Algunos extraños por la calle creían que provenía de Asia e incluso ignoraban la ausencia de ellos y mi ceguera. Sólo reía.

martes, 1 de noviembre de 2016

No.


Y aunque me quiten la vida,
y aunque me acusen de loca,
y aunque mis hijos no vivan.

Niego no haber amado..
Niego el frío de la carne.
Niego no querer morir de amor.

Niego no haber deseado ocultar lo vivido.
Niego no haber deseado ocultar lo sufrido.

Pero negar el dolor sería negarme,
y aún está tan vivo,
y aún estoy 
tan viva.